Saltar al contenido
Portabicicleta.com

¿Cómo transportar mi bici en el coche?

Disfrutar de nuestra bici de montaña o de carretera en cualquier lugar es un placer al que ya no estamos limitados por la distancia a la que queremos viajar, ni por el número de bicis a llevar, ni por qué coche tenemos.

Porque gracias a los diversos sistemas de transporte de bicicletas que te vamos a enseñar aquí, transportar nuestras bicis en el coche o furgoneta es más sencillo y rápido que nunca.

Se acabaron las extrañas soluciones de emergencia que nos obligaban a sacrificar equipaje por bicicleta, porque los actuales sistemas de soporte para bicis nos permiten transportarlas fuera de nuestro vehículo, con unas fijaciones seguras y fáciles de montar y quitar.

La oferta de sistemas es tan amplia que la verdad, el problema será decidirse entre todas ellas. Por suerte, nosotros hemos analizado todas las soluciones, y os hemos seleccionado las mejores.

Antes de decidirme por un sistema u otro

Te recomendamos que antes de decidirte por un soporte u otro, analices durante unos minutos la frecuencia de uso que vas a darle a tu dispositivo, así como el número y tamaño de bicis a transportar, si tus viajes van a ser cortos o muy largos y por supuesto las características de tu vehículo actual.

Porque no es lo mismo comprarse un portabicis para una sola bicicleta en viajes cortos a la sierra, que un soporte para tres o cuatro bicis familiares en desplazamientos muy largos de vacaciones.

Si lo voy a usar poco, tal vez puedo escoger una solución más barata, pero si realmente voy a “sacarle el jugo” siempre es mejor invertir en un sistema más caro y mejor calidad, a la larga nos saldrá barato.

Siempre vamos a tener en cuenta eso, nuestro presupuesto. Nosotros te recomendamos que escojas el mejor sistema posible, y que no busques soluciones que ahora parecen “un chollo” o ganga pero que luego te pueden durar muy poco.

Hablamos de seguridad en carretera, y eso son palabras mayores. Pero tampoco te animamos a invertir en un portabicis muy caro y grande cuando otro más sencillo pero de buena calidad y con garantías te puede valer perfectamente.

Por ello te animamos a que te hagas las siguientes preguntas antes de decidirte:

¿El tamaño de mi coche es suficiente para el sistema en el que estoy pensando?

Porque si tengo un coche pequeño tendré que tener en cuenta el ancho de mi bicicleta, ya que como te explicaremos ahora, la ley de tráfico no permite que tu bicicleta sobresalga del ancho total de tu vehículo(Lo permite con la excepción de llevar 2 placas v20 a cada lado de la bici), y quizás tengas que optar por un soporte de techo.

¿Cuántas bicis voy a transportar?

La mayoría de sistemas portabicis permiten más de una bicicleta, pero hay diversos tamaños, y si piensas ir con amigos o aumentar la familia, debes pensar en un sistema lo suficientemente amplio.

¿Qué tipo de viajes voy a hacer?

Si tus viajes con las bicis son largos, es importante que mires el consumo de combustible, ya que por ejemplo el sistema de soporte en techo es menos aerodinámico, y gastarás más que con un portabicis trasero.

¿Cuánto voy a utilizar mi portabicis?

La frecuencia de uso es muy importante, ya que influye en la comodidad y la rapidez, así como la durabilidad del soporte.

Si solo lo utilizas una vez al año en vacaciones puedes elegir un portabicis más sencillo, pero si le das mucho uso es recomendable comprar un soporte más duro y resistente, que sea más rápido y fácil de cargar, y que aunque sea más caro, al utilizarlo mucho te resultará más económico mes a mes.

Por último, pero muy importante, hay que tener en cuenta que dice la ley de tráfico sobre el trasporte de nuestras bicis. Mejor tenerlo en cuenta para evitar problemas y multas.

¿Qué dice la Ley de Tráfico sobre el transporte de Bicis?

Transportar nuestras bicis de forma correcta no solo es esencial para nuestra seguridad y la de otros conductores, también es obligado por la ley de tráfico. Si la policía o guardia civil nos para y cree que no las transportamos bien, nos puede caer una multa de al menos 80 euros. Entonces ¿Cómo debemos llevar la bici para evitarlo?

Lo más importante que dice la ley se refiere al ancho y a la señalización. En el soporte de techo no habrá problema, pero si llevamos la bici en un soporte trasero, no puede sobrepasar nunca el ancho de nuestro vehículo, es decir, la medida de retrovisor a retrovisor. Si se pasa, tendremos que desmontar una rueda o ponerlas en un portabicis de techo. Muy importante este punto.

Tampoco debemos tapar las luces traseras del vehículo, y la matrícula debe ser siempre visible. En cuanto a la señalización, debemos ir provistos de señales visuales de día y de señales de luz de noche, que indiquen a los otros conductores que llevamos bicis en la parte trasera. Una de esas señales se llama V-20. A continuación puedes ver un esquema que te resume estas normas. Si las cumples, ya podéis circular tranquilos.

Normas para circular con las bicicletas en un portabicis o remolque de bola

Multas por llevar las bicicletas en el vehículo erróneamente, ¿las conoces?

Las normas de tráfico están para cumplir y para evitar miles de accidentes cada año. A continuación te mostramos un listado de las multas más comunes por llevar las bicicletas incorrectamente:

En el coche o en la furgo: ¿es posible llevar las bicis sin soporte portabicis?

La primera idea para transportar una bici es la obvia: la meto dentro del coche y me ahorro comprar un soporte. Con la ventaja de que se ven menos y así están más seguras frente a un robo.

Pero claro, esto solo funciona si tengo espacio en el maletero o bajando los asientos, y aun así siempre es complicado, y casi siempre hace falta quitar una rueda o las dos. Eso me deja muy poco espacio para equipaje, para otros pasajeros o para otra bici. Y asegurarse de que queda bien agarrada, porque en caso de frenazo brusco puede convertirse en un peligro.

En resumen: incómodo, lento y sucio. ¿Lo mejor? Un buen soporte exterior. Y entre tanta oferta, vamos a ver que opciones tenemos.

Sistemas de Soporte de Bicicletas: Portabicis profesionales

Las ventajas de un soporte exterior son claras:

  • Es mucho más rápido y cómodo que meterlas dentro, y no tienes que desmontar las ruedas.
  • No ensucias el interior con grasa o barro.
  • Ahorras espacio para equipaje y pasajeros, y todo el mundo viaja más cómodo.

¿Pero qué soporte elegir? Como has leído arriba debes hacerte esas preguntas previas antes de decidirte por un sistema u otro, y te aquí mostramos todas tus opciones:

Soporte en el techo

Este sistema es el típico soporte que ves en los coches de apoyo de los equipos profesionales de ciclismo, con todas las bicis en el techo. Lo hacen así porque necesitan llevar muchas bicis, y es muy fácil subir y bajarlas, ya que necesitan rapidez en caso de avería o pinchazo.

Tú no necesitas eso, pero aun así el soporte en techo es un sistema sencillo y muy utilizado, ya que utiliza la propia baca del vehículo, y te permite llevar varias bicis si sois un grupo familiar o de amigos.

¿Desventajas? Requiere más esfuerzo para subir y bajarlas, y hay que asegurarse muy muy bien de que quedan perfectamente fijas, no queremos sustos en la autopista, ya me entiendes.

Limitan la entrada y salida a garajes, y sobre todo y muy importante, gastan más gasolina – hasta un 20% – ya que frenan la aerodinámica de tu coche. Y en viajes largos y muy frecuentes, eso se nota en el bolsillo. Una solución sencilla con algunos inconvenientes.


Elite Sanremo


Thule 532 FreeRide

Thule Proride 598

Soporte en Puerta de Atrás

La primera solución para llevar las bicis en la parte de atrás son los soportes del portón del maletero. Existen modelos que se adaptan a todo tipo de coches, furgonetas e incluso caravanas, y con diferentes tamaños para llevar dos o más bicicletas. Una solución fácil, pero te tienes que asegurar de que tus bicis no exceden el ancho de tu vehículo, recuerda lo leído sobre las leyes de tráfico.

Las dos principales ventajas de estos portabicis de portón son: su precio más económico respecto a los soportes de bola, y la gran oferta existente.

Además, son fáciles de poner y quitar, y una vez plegados, se pueden guardar en el maletero. Como inconvenientes señalar que limitan el uso del propio maletero, ya que no lo podemos abrir sin desmontar el sistema. Y al igual que los soportes de techo, requieren más vigilancia en el exterior, para evitar robos de bicis o piezas.

Mucha oferta con diversos tamaños y diseños para una solución muy recomendada y utilizada.


Menabo Logic 3

Portabicicletas HOMCOM

Green Valley 3 bicis

Soporte Trasero de Bola

Si para ti el uso del maletero es importante y aun así prefieres los portabicis traseros, tu solución se llama soportes de bola traseros. Llamados así porque se apoyan en la bola de remolque de tu coche o furgoneta, reúnen todas las ventajas de los sistemas traseros con muy pocos inconvenientes, entre ellos su precio, ya que suelen ser los más caros de toda la gama.

Con ellos puedes abrir el maletero sin problemas, sin tener que desmontarlo antes. Además permiten una carga y descarga de las bicis muy rápida y cómoda, ya que su altura es menor, y además suelen llevar un pequeño rail para subir y bajar las bicis.

Estos sistemas ya vienen preparados con espacio para poder ver la matrícula y las luces traseras, aunque recuerda prestar siempre atención a que las bicis no sobrepasen ese ancho máximo autorizado.

De diferentes tamaños, los tienes para dos, tres y hasta cuatro bicicletas. Son la solución más recomendada si realizas viajes muy frecuentes con muchos kilómetros, ya que amortizarás su precio más alto respecto al resto de sistemas.


Thule VeloCompact 924

Gobiker Speed 3

Auto Companion 2 y 3

Remolque

La última solución se parece al soporte de techo en baca porque no es exclusivo para bicis: te vale tanto para estas como para cualquier tipo de equipaje, y no es otra que el conocido remolque independiente.

Enganchado a la bola de tu vehículo, no puede sobrepasar en total los 750 kg de peso entre carga y remolque, si lo quieres llevar con tu carnet B de coche. Si es más pesado necesitarías ya sacarte la autorización B-96 o carnet E.

Pero las bicis no pesan mucho, con un remolque pequeño se pueden transportar dos o tres sin necesidad de carnets adicionales.

Sus ventajas son obvias, ya que no tienes que montar soportes en el coche ni te limitan la aerodinámica o el acceso al maletero. Como inconvenientes, su mayor precio y el espacio que necesitas para aparcar. Una solución versátil que te permite utilizarla para otras cargas demás de tus queridas bicis.

Consejos a tener en cuenta

Sea cual sea el sistema que finalmente elijas, te recomendamos que además tengas en cuenta estas recomendaciones generales pero muy importantes:

Adapta tu estilo de conducción. Recuerda que ahora tu vehículo es “más grande” y pesa más, y necesitas prestar más atención a las curvas, a los frenazos, a los giros o los aparcamientos.

Asegura correctamente siempre las bicis. Ningún sistema portabicis será bueno si las bicicletas no van ancladas perfectamente a él, y el sistema al propio vehículo.

Asegúrate de montarlo correctamente siguiendo las instrucciones del fabricante, y nunca arranques el coche sin comprobar dos veces que el sistema no se mueve ni hay piezas sueltas en las bicis como llaves, gps, bidones, etc. Una vez en marcha podrían desprenderse y provocar graves daños a otros conductores. Si es necesario sujeta las ruedas con bridas para que no giren y te distraigan.

Señalización y Luces. Si quieres evitar multas indeseadas, asegúrate de que tu sistema lleva la señalización correcta (v-20) y que el portabicis no oculta matrícula o luces traseras.

Conclusiones

Ya no hay excusas para no disfrutar de nuestro deporte favorito en cualquier lugar, acabas de ver que hay soluciones perfectas para cada vehículo, familia y presupuesto.

Hay un portabicis perfecto para cada persona, y con esta guía será más fácil que aciertes en tu elección. Huye de las gangas poco sólidas, e invierte en un buen soporte.

Lo amortizarás con el tiempo y harás muchas salidas con él. Y recuerda siempre adaptarte a las normas de tráfico y a las reglas de seguridad y montaje para tener un viaje cómodo y feliz. Y sobre todo, no olvides disfrutar de tu maravillosa bici, en el mejor de los escenarios posibles y si es posible en buena compañía.